¿POR QUÉ TE CUESTA TANTO CAMBIAR TU ALIMENTACIÓN?

Son muchas las ocasiones en las que nos hemos propuesto hacer cambios y mejoras en nuestra Alimentación con el fin de cuidar nuestra salud y controlar el peso, pero lo cierto es que la mayoría de las veces no conseguimos cumplir nuestros objetivos. Hoy te queremos ayudar para que tú también consigas cambiar de una vez tu estilo de alimentación, con la intención de que tengas una Relación Sana con la Comida.

La clave está en los hábitos. Entendemos por hábitos las conductas que repetimos un mayor número de veces. Nadie nace con unos hábitos predeterminados, sino que se van aprendiendo a lo largo de los años. Cada persona moldea su forma de ser y de comportarse en función de la influencia del ENTORNO:

“El entorno te hace aprender lo que funciona y lo que no, lo que funciona se suele convertir en hábito. Si no te gusta un hábito, probablemente, tendrás que cambiar tu entorno”

Por ello, hemos creado las 7 LEYES DEL HÁBITO con el fin de lograr un cambio de mentalidad en la población, mejorando su salud, estilo de vida y bienestar general:

  1. Una conducta se repite más veces en función del grado en que afecta a la consciencia (cuanto mayor es la importancia que tiene para ti).
  2. La repetición crea el hábito.
  3. La repetición habitual disminuye el esfuerzo de realizar la conducta (cuesta menos)
  4. La frecuencia del hábito disminuye el tiempo de la ejecución de la conducta (tardas menos en hacerlo)
  5. La repetición habitual hace que la conducta se realice de forma inconsciente, automática
  6. La repetición atenúa la tonalidad afectiva (menos intensidad emocional)
  7. El hábito aumenta la actividad motriz y la actividad intelectual
¡¡Recuerda!! Necesitas modificar tus “NO HACER”. Si el hábito es aquello que más repetimos, el “no hacer” también es un hábito.

Cada vez que abandonas, conviertes esa conducta en hábito, y este se mantiene en el tiempo cuanto más placentero resulta.

Abrir chat
HOLA, ¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?